ganar dinero con la fotografía de viajes

Cuatro modos de ganar dinero con la fotografía de viajes

Hace poco estuve impartiendo una mentoría personal sobre el negocio en los viajes y surgió la pregunta del millón: ¿es posible ganar dinero con la fotografía en este nicho?.

La respuesta para mí era tan obvia que me desconcertó, pero luego entendí por qué la hacía.

Mucha gente asocia el ganar dinero con los viajes con dedicarse a ello a tiempo completo, tener un perfil enorme y que te contraten marcas famosas.

Es normal pensarlo… pero no muy acertado.

A esta persona le contaba que eso es cosa del pasado, que no todo depende del número de seguidores, ni de tener que pasarse la vida viajando o llevar años y años en el sector.

Que ahora hay otras formas de conseguirlo (sin tener que vender tu culo en NFT) y que son accesibles para todo el mundo.

Y lo mejor de todo, que lo puedes hacer sin que la fotografía deje de ser un hobby.

Pues bien, ahí va una pequeña transcripción de lo comentado en esa mentoría, para que lo puedas aprovechar y empezar a monetizar tu pasión por la fotografía y los viajes.

El stock, la base de todo

Vamos a sintetizar este punto: si viajas, haces muchas fotos y no estás ganando dinero con ellas, lo estás haciendo mal. (Y sin necesidad de viajar, también)

Precisamente por esto, el stock es la base de mis ingresos pasivos desde hace muchos años. Empecé con ello subiendo unas fotos random para probar y desde que vi que funcionaba, cada viaje que hago se convierte en catálogo de stock que termina financiándomelo.

La cosa es sencilla: cada foto o vídeo que haces en tus viajes y se queda en tu disco duro, es dinero que estás dejando de ganar.

Por si no conoces cómo funciona el stock, al subir tus fotos a una agencia, la gente puede comprarlas por precios que van desde unos pocos céntimos hasta decenas (o centenares de euros).

Vamos a dar por hecho que generas una gran cantidad de contenido visual durante tus escapadas (si no es así, estás cometiendo un gran error). Pues bien, tu faena es cribar este contenido, dejarlo bonito y subirlo a las plataformas de venta de stock para empezar a generar ingresos.

ganar dinero con la fotografía de stock
Con un catálogo lo suficientemente grande y variado, te puedes asegurar muchas ventas diarias, consiguiendo correos así.

Qué disparar para stock

Lo bueno de los viajes es que puedes hacer muchísimas fotos que te sirvan para vender: paisajes generales, localizaciones específicas, eventos famosos, lifestyle… o incluso animalitos y plantas 😀

Si te quieres sacar dinero de la fotografía de stock, vas a necesitar un catálogo de fotos amplio y variado, por lo que hacer todas las fotos que puedas durante los viajes sólo puede aportarte cosas buenas.

Otro punto importante a tener en cuenta son las temporadas. Todos los destinos suelen tener una época que los hace únicos, como fiestas, eventos naturales… como por ejemplo, los cerezos en flor de Japón, el año nuevo Chino, el carnaval de Venecia o el festival de las linternas de Tailandia, por decir algunos…

Si eres capaz de captar estos momentos, podrás monetizarlos mejor, ya que es algo muy específico que no todo el mundo va a tener.

Dónde vender tus fotos

Esto ya depende de lo que busques y lo que quieras ganar. Existen plataformas de stock que piden exclusividad, lo que significa que sólo puedes vender en ese sitio, a cambio de ganar más dinero por venta, mientras que otras permiten que las subas donde quieras pero ganando un poco menos.

Mi consejo es que si estás empezando, lo subas a varias plataformas y tengas más posibilidades de vender y, cuando subas el nivel y tengas un catálogo más profesional, busques la exclusividad.

Alamy: Esta plataforma cuenta con más de 60 millones de fotos y, pese a esto, pagan bastante bien cada venta, dejándote el 50% y sin pedir exclusividad. Eso sí, tendrás que pasar un test de calidad para poder empezar a vender y suelen echar atrás fotos que se vean demasiado retocadas.

Adobe Stock: Lo bueno de esta plataforma es que los usuarios de CreativeCloud tienen (tenemos) acceso a ese material, por lo que tendrás acceso a un mercado calentito. Aquí ganarás un 33% por venta y puedes subir de rango para conseguir mejoras sin venderles el culo en exclusividad.

ganar dinero con la fotografía

 

ShutterStock: La plataforma que más dinero me ha dado (junto a la anterior) desde que vendo fotos. Puede parecer que se gana poco al principio, pero conforme se vende y se sube de nivel, aumentan los ingresos y se convierte en un buen goteo de dinero. Sin exclusividad y con una sección donde enseñan a mejorar las ventas. Puedes apuntarte desde aquí.

Aparte, hay otras plataformas como Dreamstime, iStockPhoto o Can Stock Photo donde vender. Lo suyo es ir probando y al final quedarse con las que mejores resultados te den.

Si quieres saber más sobre este tema, tengo otro artículo sobre cómo vender fotos de stock de lo más completito.

Vende tu trabajo a las marcas

Que te llame una marca, te envíe sus productos y hagas trabajos para ella es algo que suena muy bien, pero la verdad es que hay pocas posibilidades de que esto pase si no tienes una visibilidad enorme o renombre en las redes.

Pero eh, eso no significa que no puedas conseguir trabajos así… La única diferencia es que vamos a tener que ir a por ellos en vez de que vengan a nosotros.

A esto lo llamo yo la técnica “mira lo que puedes tener”.

La “mira lo que puedes tener”

El proceso es muy sencillo. Seguro que tienes por casa alguna prenda de ropa/material fotográfico/lo que sea de una marca que te guste y con la que te gustaría trabajar (tampoco te flipes con Nike, Canon o cosas así, hay que se realistas).

La idea es coger ese producto y usarlo como si de un trabajo fotográfico se tratase. Con su storyboard, su producción, edición…

Y luego se lo pasas por el hocico a la marca, bien publicándolo en una historia y etiquetándolos, bien preparando un correo de contacto donde les expongas lo que has hecho y ofreciéndoles el trabajo realizado.

Ganar dinero con la fotografía de viajes
Un ejemplo de cómo las marcas se interesan por ti cuando les enseñas lo que pueden tener si trabajan contigo

Da igual cómo lo hagas, lo importante es que vean el trabajo que haces y, si no se quedan con esas fotos, que te pidan otras más específicas.

Además, esto te sirve también para hacerte con un portfolio más variado y profesional de cara a futuros clientes.

Win-win.

Promociona tus destinos

Este punto va estrechamente ligado con el anterior y yo lo llamaría “mira dónde he estado”.

Vamos a adelantarnos en el tiempo: has viajado, has hecho un buen reportaje fotográfico o videográfico sobre el destino y vuelves a estar en casa, con todo ya editado y preparado.

Es hora de tirar el anzuelo.

Pero en esta ocasión no a marcas, sino a oficinas de turismo. Estas oficinas son las encargadas de promocionar el destino y siempre necesitan material gráfico para sus anuncios, webs o redes sociales.

Ojo, que también puedes usar esta técnica con hoteles, refugios, parques naturales

Ahí es donde entráis tú y tu flamante trabajo y un correo en el que cuentes lo mucho que te ha gustado el sitio y las pedazo de fotos que has podido hacer (lo primero es importante, a todos les gusta escuchar que su tierra mola).

Y esto lo puedes hacer de dos maneras diferentes:

La primera es vender tus fotos en un pack cerrado, por ejemplo de 10 imágenes, en las que se muestra el destino de diferentes formas; día, noche, detalles, gentes, productos…

La otra es venderles posts o historias en tu perfil de IG en los que hables sobre el destino y lo promociones como necesiten, siempre adaptándose a tu forma de comunicación y estética del perfil, claro.

Y hablando de contar tus aventuras…

Cuenta tus aventuras

Éste puede que sea el punto más sencillo de todos, ya que no requiere que tengas una habilidad fotográfica excepcional para conseguirlo (aunque si la tienes, ya de 10)… Lo que sí que necesitas es un poco de capacidad de comunicación.

Aquí hay que aprovechar una de las característcias más comunes del ser humano: la curiosidad.

Porque enseñar dónde has ido, está bien, pero si cuentas cosas sobre el sitio, das datos y ayudas a otra gente a que también los pueda visitar, está mejor todavía.

Aquí el clásico es montarse un blog de viajes en el que ofrecer guías, consejos, etc. Pero aunque eso es algo que sigue funcionando, Instagram te permite empezar mejor con esto, al tener un trato más directo y rápido con tu audiencia (o eso dicen…).

Los perfiles en los que se narra paso a paso y casi en tiempo real cada viaje tienen una gran acogida, precisamente por lo que te decía al principio, sacian la curiosidad de la gente enseñando todo lo que hay detrás y el proceso del viaje.

De esta forma tendrás un contenido que genera mucho engagement, ideal para subir en el ranking del Tío Algorigmo.

Si no, siempre puedes grabarte en vídeo mientras viajas y colgarlo en YouTube como yo

ganar dinero con la fotografía

Tip final: La persistencia

Querer monetizar la fotografía es como todo lo que implica dinero; requiere de un poco de paciencia.

Si estás pensando que con la primera foto de stock que subas te va a entrar una comisión enorme, o que vas a mandar un correo a una marca y te van a comprar todas las fotos… ve olvidándote.

Lo más normal es que los primeros intentos fallen. Pero hay que llamar a todas las puertas porque puede que sea en la última en la que esté el resultado.

Ahora cuéntame… ¿con cuál de todas te vas a poner primero?

¡Te leo!

Comentarios del post

Esta entrada tiene 4 comentarios

  1. Mercè

    Me gusta lo que has escrito, interesante!!!
    Espero que me cuentes los próximos viajes que organices.
    De momento no pienso en ganar, solamente en aprender y disfrutar.
    Muchas gracias.

    1. Javier Somoza

      Todo un gusto, Mercé! Nada más tengamos cosas nuevas montadas, lo aviso 😀

      Y bueno, si se puede aprender, disfrutar y de paso, ganar algo con el trabajo realizado, mejor que mejor. Al final, no se pierde nada por intentarlo con lo que he explicado aquí.

      Un saludo!

  2. Macarenna Parada

    Me ha encantado tu post, soy chilena y me encanta la fotografía de paisajes, suelo hacer viajes (estoy en plan de conocer los parques nacionales del país) y tengo una gran cantidad de material que finalmente queda almacenado y no llega a ver la luz.
    Pondré en practica tus recomendaciones y espero continuar mejorando.
    Muchas gracias 🙂

    1. Qué envidia me da eso, Macarenna! Espero que te sirva el post y le saques partido 😀

Deja una respuesta