Cómo perfeccionar tu fotografía de paisajes en tres pasos

/ / Fotografía

Vivimos en la época dorada de la fotografía de paisajes. Nunca antes se había dado tanta importancia ni se había consumido tanto este tipo de fotografía, y no es para menos.

Fíjate en Instagram, en Flickr, 500px… En cualquier web o plataforma fotográfica vas a encontrar miles (o millones) de atardeceres, montañas, reflejos…

Pero, a diferencia de lo que piensa mucha gente, para hacer una foto de un paisaje no basta con ponerse delante y apretar el disparador de tu cámara. La fotografía de paisajes tiene sus trucos y secretos para hacerla atractiva al ojo.

Y eso es lo que vamos a ver en este artículo, los tres principales elementos de composición que van a llevar a tu fotografía de paisajes al siguiente nivel.

Mejorar tu fotografía de paisajes

Ansel Adams decía: «La fotografía de paisajes es la prueba suprema del fotógrafo y, a menudo, la decepción suprema».

Esto suele suceder porque mucha gente se dedica a hacer lo que me gusta llamar «foto de postal» (seguro que has visto muchas de éstas), en la que se limitan a fotografiar lo que tienen delante, sin buscar nada más.

Y claro, queda una foto con poca vida, que no dice nada.

Pero, como en todo, hay trucos para evitarlo.

Evidentemente, cada paisaje es un mundo, y no hay una llave maestra que funcione en todos a la perfección, pero, existen tres puntos que yo siempre sigo en mis fotos, y que, de seguirlos (al menos uno de ellos) tú también en tus paisajes, verás cómo cambian de inmediato.

Estos tres puntos son; el primer plano, la definición del objetivo y el elemento humano.

fotografía de paisajes

El primer plano

Seguro que escuchar hablar de un primer plano en la fotografía de paisajes se te hace raro, pero créeme que es la auténtica clave del éxito.

Vamos a ponernos en situación.

Imagina que vas a hacer una foto de un paisaje, por ejemplo, con un castillo. En este caso, lo normal es centrarse en encuadrar el castillo y sacar la foto.

Al hacer esto, no es que saquemos una mala foto, pero no es todo lo buena que podría llegar a ser.

Y, para darle ese punto especial, tenemos el primer plano.

El uso de este plano se está extendiendo cada vez más en la fotografía actual y la razón es que aporta dos importantes ventajas; posiciona al público en la foto y aporta sensación de profundidad al paisaje.

Vamos a verlo con más detalle.

Posicionar al público

Hacer que la persona que ve la foto se sienta dentro de ella es como transportarla a ese mismo lugar, de ahí que sea tan valioso.

Para lograr esto, tienes hacer que, en tu foto, se vean elementos cercanos a la posición desde donde la has sacado. Esto se consigue con distancias focales cortas o, en su defecto, agachándote a la hora de hacer la foto para captar parte del suelo o elementos cercanos.

Sensación de profundidad

Al introducir elementos en primer plano proporcionas también una referencia de las distancias en tu paisaje.

De esta forma, al público le resulta más sencillo saber lo lejos que se encuentra cada elemento de la fotografía. Esto, por ejemplo, es más difícil de apreciar en tomas hechas con distancias focales largas o en las que no se aprecian otras referencias intermedias.

Estas focales también tienden a aplanar la foto, ya que, cuanto más zoom, más unidos están los planos de tu foto.

fotografía de paisaje

En estas dos fotos, por ejemplo, se aprecia perfectamente el uso del primer plano. En la izquierda, la línea del camino llega exactamente hasta el punto donde fue tomada la foto, mientras que, en la derecha, las plantas de la parte inferior dejan ver el lugar desde el que se apreciaba el paisaje..

Para los elementos en primer plano hay dos formas muy interesantes de hacerlo. La primera es desenfocándolos, lo cual viene bien para enmarcar la imagen y darle una apariencia diferente a la parte inferior o cuando esta zona tiene demasiado detalle. Esto lo lograrás dejando estos elementos fuera de la profundidad de campo.

El segundo modo es utilizar la distancia hiperfocal, como en la fotografía del título, con lo que conseguirás que toda la escena esté nítida y se parezca más a lo que se ve en la realidad.

Define tu objetivo

No hay nada peor que una fotografía de un paisaje que no sabe lo que quiere ser y, el principal problema de esto es no saber cuál es el motivo principal de tu foto.

Cuando te plantes delante de tu escena, vas a encontrarte con una gran cantidad de elementos separados (montañas, árboles, lagos, rocas…) y, aparte, el conjunto de todo, que sería el paisaje general.

A la hora de hacer tu foto, tienes que definir tu objetivo principal, si el paisaje general, o alguno (o varios) de los elementos.

¿Complicado?

Para entenderlo mejor, vamos a tomar como ejemplo estas dos fotos, hechas en la misma zona, pero captadas de dos formas diferentes.

fotografía de paisajes

Aquí se puede apreciar claramente la diferencia entre un paisaje con una casa en él y una foto de una casa.

En la primera, el objetivo era captar todo el paisaje con sus elementos, la montaña y las nubes, el reflejo de la escena, las piedras del río que llegan casi hasta el primer plano y, aparte de todo eso, una casa en el centro.

Este elemento está utilizado como punto de tensión en la simetría, pero no es el más importante ya que, si se elimina, el paisaje sigue funcionando él solo.

Por el contrario, en la fotografía derecha, todo se centra en la casa. Es cierto que existen también elementos como el primer plano y se observa parte de la montaña y las nubes pero, a diferencia de la anterior, si se elimina la casa, la foto queda completamente vacía.

El elemento humano

Un paisaje no tiene por qué ser sólo un paisaje, también puede contener un retrato en miniatura, de forma que la foto pasa a contar una historia extra.

Porque, al final, de eso se trata la fotografía, de contar historias, ¿no crees?

En estos dos ejemplos, puedes ver cuánto cambia una foto cuando añades una persona en ella. Al introducir este pequeño elemento, inmediatamente empiezas a pensar cosas como; «¿Cómo habrá llegado ése ahí?» o «¿Quién es esa persona, estaría preparado o fue casualidad?».

Y, de esta forma, consigues que la gente se personalice en la fotografía, llegando incluso a sentir parte de ella.

Casi nada.

Y por si fuera poco, el introducir un elemento humano en tu fotografía de paisajes también tiene la ventaja de crear escalas.

De esta manera, como sucede con los primeros planos y la posibilidad de medir las distancias, aquí podemos apreciar de una manera mucho más real el tamaño de los objetos.

Te pongo un ejemplo rápido.

Una roca puede ser del tamaño de una casa o de un coche, esto es muy difícil de apreciar en la distancia.

Pero todo cambia si pones a una persona al lado (o cerca). En ese momento, todo cobra sentido y eres capaz de identificar el tamaño de cada elemento.

 

Es importante que tengas en cuenta lo que quieres transmitir con tu paisaje a la hora de introducir elementos humanos. Puedes añadir movimiento a la foto, con alguien caminando, como en el ejemplo de la derecha, o tal vez tranquilidad, como en el de la izquierda.

De cualquier forma, es una forma genial de añadir valor a tu fotografía de paisajes, y que está muy de moda últimamente, por cierto.

Y tú, ¿qué trucos usas para mejorar tu fotografía de paisajes? Cuéntanos en los comentarios las ideas que mejor te funcionan.

Si te ha gustado el artículo, sólo te pido que lo compartas en tus redes para que esto pueda seguir creciendo.

¡Un fuerte abrazo y nos vemos en el próximo!

11 Comments to “ Cómo perfeccionar tu fotografía de paisajes en tres pasos”

  1. Yolanda dice:Responder

    Gracias por tantísimas aportaciones personales del mundo de la,fotografía.
    Aprendí contigo y en tu grupo a “ver” los paisajes de forma fotográfica, siempre me han gustado pero no los veía para fotografías. Ahora me es fácil enamorarme de ellos y mucho más de editarlos practicando tus enseñanzas.
    Probé dos o tres de tus presets y ahora los quiero todos! Facilita la labor de la edición dejándote margen para adaptarlos a tu foto según tu gusto. Son sensacionales!
    Un saludo y gracias de nuevo, Javier!

    1. Javier Somoza dice:Responder

      Mil gracias a ti, Yolanda! No sabes cuánto me alegra saber que todo lo que he ido preparando te ha servido en tus fotos, de verdad.
      Ya sabes, ahora, a probar esos presets en las fotos y a enseñarme resultados 😀 y, lo próximo, el curso!
      Un fuerte abrazo!

  2. Jose Manuel dice:Responder

    Soy senderista y aficionado a fotografiar paisajes esto para mi es un nuevo punto de vista en cuanto a la fotografia de paisaje, intentare poner en practica tus «enseñanzas», lease trucos que me parecen unos muy buenos aportes para los que como yo queremos perfeccionar nuestras fotografias y nos llena de orgullo que gusten a todos los que las vean, puesto que como dices en el post no solo es ponerse delante del paisaje y disparar a ver que sale. Muchas gracias por compartir cosas como estas que aunque parecen sencillas son muy utiles a la hora de decidir como tomar la imagen.

  3. Muy buen tema, creo que los paisajes son el coco de los fotografos, pero con estos trucos que nos compartes, pues a vencer el miedo y a por ellos, gracias.

  4. Ana Valera dice:Responder

    Perfecto, como siempre.
    Consejos sencillos (tecnicismos, los justos), claros y super útiles como todas tus enseñanzas.
    Yo también suelo poner un primer plano en mis fotos de paisajes pero me has ayudado a entender porqué me gustan más así.
    Gracias por compartir tus conocimientos y ayudarnos a los aficionadillos a que nuestras fotos mejoren con facilidad gracias a tus consejos.
    Un placer, como siempre, leer algo tuyo y aprender.
    Mil gracias.

  5. Toni Casals dice:Responder

    Yo no veia paisajes bonitos hasta que alguien me dijo que me pusiera de rodillas o me tumbase en el suelo. Que suerte!
    Se agraden tus consejos y se aprende mucho.
    Mil gracias.

    1. Javier Somoza dice:Responder

      Muy cierto, a veces, si un paisaje no es bueno, tienes que preguntarte; ¿te has agachado lo suficiente? Jajajaja

      Sí que es verdad que cambian muchísimo, yo ya raramente los hago de pie. Me alegro de que te haya gustado el artículo, es todo un placer!

  6. Jorge mallorquín adn dice:Responder

    Muchas gracias crak espero poder aprender que lo que tú enseñas y llegar más que sea al 50%del nivel de tus fotografías a ver cuando un vídeo de edición jejejeje un fuerte abrazo crak

    1. Javier Somoza dice:Responder

      Un placer compañero!

      Seguro que lo consigues, y yo espero verlo! En cuanto a vídeos, tienes a tu disposición mis cursos de edición para cuando quieras 😀

      Saludos!

  7. Laura dice:Responder

    Hola Javier me encanta como explicas todo quería saber si explicas en algunos vídeos o msj cómo usar el modo manual de la cámara, ahora me e comprado otro objetivo 25_105 is usm de canon y va espectacular. Un saludo

    1. Javier Somoza dice:Responder

      Hola, Laura

      Ahora mismo no tengo ningún vídeo sobre modo manual, pero estoy preparando cosas del estilo, avisaré por correo nada más estén listas 😀

      Saludos y a disfrutar de ese objetivo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUBIR

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Apuntarme al training
[ Al enviar, espera a que se cargue la siguiente página para asegurarte de que todo ha salido bien ]
He leído y acepto la política de privacidad *
Apuntarme al training
[ Al enviar, espera a que se cargue la página de confirmación para asegurarte de que te has apuntado correctamente ]