Las claves para comprender la medición de luz

/ / Fotografía
Medición puntual

La luz es la mejor amiga de cualquier fotógrafo, por eso, para conseguir una buena foto es imprescindible saber medirla. Para ello, todas las cámaras réflex actuales vienen equipadas con diferentes métodos de medición de luz, también conocidos como “medición de cámara”, “medición de exposición” o sencillamente “medición de luz”.

Saber cómo funcionan los métodos para medir la luz y cómo trabaja cada modo es muy importante porque esto ayuda a controlar la exposición con un esfuerzo mínimo y conseguir mejores fotos en situaciones de iluminación inusual.

En este artículo vas a conocer las claves para entender qué es la medición de luz y cuáles son los mejores modos para utilizarlos. ¡Vamos allá!

Conoce todas las claves de la medición de luz desde tu cámara en esta completa guía. Haz click aquí para tuitear esto

¿Qué es la medición de luz de tu cámara?

La medición de la luz es la forma en que tu cámara determina cuáles son la exposición y apertura óptimas para tu foto dependiendo de la cantidad de luz que recoge con el sensor. Hace muchos años, las cámaras no disponían de este sistema, así que había que hacerlo de forma manual.

Me juego lo que quieras a que has visto más de una vez ese aparato tan chulo con una bola blanca arriba que los fotógrafos profesionales ponen delante de la cara de su modelo antes de hacer las fotos.

Este aparato es un medidor de luz y da la información sobre los parámetros que debes utilizar para conseguir la mejor exposición en tu foto. Pero tú no vas a necesitar uno de éstos, porque tu cámara tiene uno parecido dentro.

Tipos de medición de luz en fotografía

Seguro que al ver el menú de tu cámara por primera vez alucinaste con la fiesta de opciones que te presenta. Si eres como yo y te gusta la aventura, no te habrás leído el libro de instrucciones y probablemente no tendrás ni idea de que los iconos de un encuadre con uno o varios puntos en su interior son los modos de medición de luz que ofrece tu cámara.

Por norma general, las cámaras incluyen tres formas de medición; la la medición matricial o evaluativa, la medición ponderada al centro y la medición puntual.

Medición de luz

Cada uno de estos métodos de medición de luz desde la cámara funciona de forma muy diferente y, obviamente, ofrece resultados distintos. Hay quien dice que cada manera de medir la luz sirve para tomar un tipo u otro de fotografías, pero yo creo que si aprendes a utilizar bien la medición puntual podrás usarla en cualquier situación. Además, hay que tener en cuenta que la exactitud que ofrece esta forma de medir la luz es mucho más extrema.

Medición matricial o evaluativa

Medición de luz

 

 

Este modo de controlar la luz en las fotos es uno de los más extendidos que hay. De hecho, seguramente, tu cámara es el que llevará marcado por defecto. Lo que hace la cámara es crear una especie de matriz dividida en casillas. El aparato analiza los datos de luz de cada casilla y realiza una media ponderada de los mismos. Así, se otorga la misma importancia a la luz que hay en todo el encuadre.

A diferencia del siguiente método, la medición matricial da prioridad dentro de esta matriz al punto de enfoque que uses, teniendo más importancia esta zona y ajustando más la exposición a la luz que se encuentre en esta parte.

Cuándo debes usar este modo: Es el modo ideal si estás empezando en la fotografía o si no quieres preocuparte por la medición de la luz. Esta medición ofrece unos resultados equilibrados en prácticamente todas las fotos, especialmente en paisajes.

Medición ponderada al centro

 

Medición de luz

La medición ponderada al centro funciona de la misma forma que la evaluativa, sólo que en este caso, para medir la luz de las fotos, la cámara da la importancia solamente a las casillas centrales, dando muy poca importancia a las esquinas.

Este método te da más libertad a la hora de conseguir el efecto que buscas. Imagina que estás haciendo una foto a contraluz con la cabeza de tu sujeto en el centro de la imagen. Si utilizases la medición matricial, la cámara tendría en cuenta la luz del cielo y al final tu sujeto quedaría subexpuesto.

Con la medición ponderada al centro, la cámara no tendría en cuenta el cielo, fijándose sólo en la luz de tu modelo y conseguirías una exposición perfecta en la cara, mientras que el fondo quedaría sobreexpuesto

Cuándo debes usar este modo: Utiliza la medición ponderada al centro cuando el centro de tu foto es lo más importante y la luz es muy diferente al resto de la imagen.

Medición puntual

Medición de luz

 

En el caso de la medición puntual, la cámara sólo tiene en cuenta un pequeño porcentaje del encuadre, obviando la luz que aparece en el resto del cuadro. Esta zona suele ser de entre un 2% y un 4% del propio encuadre. Esto dependerá de la marca y modelo de cámara que utilices. (Échale un vistazo al manual, que ahí te lo dice todo!)

Para que no tengas dudas a la hora de utilizar este método, independientemente del modelo de cámara que utilices, el tamaño del punto de medición suele coincidir con el punto de enfoque central que ves en tu visor. El exposímetro se encargará de hacer la medición en la zona en la que nosotros coloquemos ese punto.

Un ejemplo claro es hacer fotos de la luna. Cualquier otro método de medición cogería información del cielo y lo intentaría iluminar, dejando la luna totalmente sobreexpuesta. Mientras que utilizando la medición puntual, cogería información sólo de la luna y el cielo quedaría totalmente negro.

Cuándo debes usar este modo: Es ideal cuando necesitas total precisión para hacer tu foto, como por ejemplo, en fotografía de aves o árboles contra el cielo.

¿Cómo realizar la medición puntual de la luz?

Si lo que quieres es controlar la luz a la perfección en tus fotografías no te olvides de que las altas luces son muy importantes para que los tonos claros se vean genial. Por ello, cuando quieras medir la luz tendrás que colocar el circulo en cuestión sobre la zona más clara de nuestro encuadre. En el momento en el que el exposímetro te dé su lectura ya podrás configurar debidamente la velocidad de exposición, la ISO y la apertura.

Para ahorrar tiempo

La principal dificultad de la medición puntual de la luz radica en la elección del punto exacto sobre el que tomar la medida. Puede parecer fácil escoger la zona más clara, pero a veces cometemos errores y esto podría desvirtuar un poco nuestra imagen, ya que las zonas claras no se verán perfectamente.

De hecho, cuando las fotografías se queman muy probablemente se deba a que a la hora de medir la luz no se ha tenido en cuenta el punto más claro y se ha generado una sobreexposición.

Ventajas de medir la luz con este método

Una de las grandes ventajas de usar la medición puntual para tus fotos es que te sirve en cualquier situación y entorno. Además, apostar por este método en condiciones de contraluz es una gran alternativa. Puedes seleccionar la zona en la que quieres una mejor exposición, obteniendo un resultado mucho más profesional y con más calidad que recurriendo a los otros métodos de medición de luz.

Por otra parte, si cometes algún error en la elección de la zona a medir no supondrá un problema grave, ya que puedes corregirlo directamente revisando el histograma de la toma. Sólo tienes que subexponer o sobreexponer la foto para darle el matiz deseado.

Por último, ten en cuenta que no todas las cámaras de fotos tienen este modo de medición puntual de la luz. En el caso de que la tuya no lo tenga, la mejor forma de medir debidamente la luz es recurriendo a la medición ponderada al centro. Pero si tu cámara te permite escoger la medición puntual mi recomendación es que aprendas a usarla, porque te ayudará a controlar mucho mejor la exposición y conseguirás fotos mucho más completas.

Las claves para comprender la medición de luz
5 (100%) 2 votos

4 Comments to “ Las claves para comprender la medición de luz”

  1. Francisco Soto dice:Responder

    Gracias por todos los tips que nos das, yo estoy aprendiendo a tomar fotografías con una Nikon D5300 y tus consejos me han servido, pero este mundo es muy amplio y cada consejo que nos das es importantisimo para mi.

    1. Javier Somoza dice:Responder

      Es un placer poder ayudaros a mejorar en la fotografía, Francisco. Poco a poco iré poniendo nuevos tutoriales para mejorar entre todos. No te pierdas las novedades!

      Saludos!

  2. Albert Rafael dice:Responder

    Me había leído esa parte del manual en pdf, pero no la capté muy bien que digamos, este post es más especifico, y me ayuda aun más a comprenderlo porque no tiene un lenguaje técnico.

    Este es otro de tus Post, Javier que tendré que guardar para volverlo a leer hasta que lo domine y lo aprenda de memoria. Grasias de nuevo.

    1. Javier Somoza dice:Responder

      Ya sabes que es un placer ayudaros, sobre todo con estos temas tan técnicos. Al principio es un poco complicado de entender, pero cuando lo pruebes un par de veces le cogerás el truco y al final ya lo harás sin pensar.

      El consejo de siempre, coge la cámara y prueba en diferentes condiciones para ver bien cómo funciona cada modo de medición de luz.

      Saludos, Albert!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUBIR

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
DESCARGAR YA!
¿Quieres mejorar en la fotografía en ocho sencillos pasos?

He preparado para ti este ebook que puedes descargar ya para convertirte en un mejor fotógrafo.
>> QUIERO SER MEJOR FOTÓGRAFO YA! <<
¿Quieres convertirte en mejor fotógrafo?

He creado este eBook en el que te voy a ayudar a ver la fotografía desde otro punto de vista para así convertirte en mejor fotógrafo en sólo ocho pasos.

¿ACEPTAS EL RETO?
En la siguiente página podrás descargar tu eBook GRATIS
¿Quieres convertirte en mejor fotógrafo?

He creado este eBook en el que te voy a ayudar a ver la fotografía desde otro punto de vista para así convertirte en mejor fotógrafo en sólo ocho pasos.

¿ACEPTAS EL RETO?
QUIERO YA ESE EBOOK!
En la siguiente página podrás descargar tu ebook GRATIS