Guía de compra: La mega guía para elegir tu cámara perfecta

/ / Guías de compra
Comprar tu cámara nueva

Por lo que parece, estás a punto de embarcarte en una aventura; la compra de una flamante cámara nueva. Y la gran pregunta es: ¿Qué cámara compro?

Pero comprarse una cámara no es como comprar unos pantalones, hay que valorar muchas cosas antes de decidirse por la que es perfecta para ti.

Hay mil preguntas que te rondarán la cabeza, ¿qué tipo de cámara cojo?, ¿qué accesorios necesito?, ¿pero qué son todos esos números  y letras que veo?

Pero nada de preocupaciones, porque aquí te traigo LA GUÍA DEFINITIVA de las compra de cámara en la que te voy a explicar todo lo que necesitas saber antes de comprar tu nueva cámara, ya sea la primera con la que te vas a hacer o seas ya un comprador reincidente.

¿No sabes qué cámara comprar? Aquí tienes la guía definitiva para acertar! Haz click aquí para tuitear esto

Cómo usar esta guía

Esta guía está tiene información sobre todos los aspectos de las cámaras. Si eres nuevo en esto, te recomiendo leerla de principio a fin, pero si ya tienes experiencia y sólo quieres ciertos detalles, utiliza la tabla de contenidos de aquí arriba para navegar por el post.

Lo primero que tienes que hacer es coger una libreta y empezar a apuntar las características que debe tener tu cámara ideal según lo que vamos a ver en cada punto.

Al final, tendrás el resultado de todo lo que necesitas y podrás buscar la cámara perfecta para ti y tu trabajo.

Ahora relájate, cógete algo de beber y que empiece la aventura!

La pregunta clave

Lo primero que tienes que apuntar en tu hoja es esta pregunta: ¿Qué tipo de fotografía voy a hacer?

¿Por qué? Pues porque dependiendo de la respuesta a esta pregunta, tu cámara será de una forma u otra.

Existen muchos tipos de cámaras, y cada uno es fuerte en un tipo de fotos, así que lo primero es encontrar respuesta a esta pregunta para luego poder seguir.

Tipos de cámaras

DSLR

Cámaras réflex

Canon EOS 5D Mk IV (Foto: Canon)

¿Sabes esas cámaras de fotos grandes, generalmente negras, con pinta de pesar bastante y que son muy caras? Pues ésas.

DSLR significa en inglés Digital Single Lens Reflex, o lo que es lo mismo, Réflex digital de una sola lente. Las puedes llamar así, o simplemente “Réflex”.

Estas cámaras cuentan con dos partes; cuerpo y objetivo (o lente), los cuales pueden cambiarse dependiendo de las fotos que quieras hacer.

Las Réflex disponen de un espejo dentro que te permite ver en todo momento a través del visor el resultado final de la composición de tu foto.

Estas cámaras ofrecen una gran calidad de imagen, aunque donde de verdad se nota esta calidad es en los objetivos, puesto que es la parte que capta toda la luz de la escena para transmitirla al cuerpo, donde está el sensor.

Son ideales para todos los ámbitos de la fotografía. Son las cámaras más utilizadas actualmente y las puedes encontrar de todos los tipos y precios. Sea cual sea el tipo de fotografía que quieres hacer, una Réflex se adaptará de maravilla.

Ten también en cuenta que las Réflex de media/alta gama debes valorarlas sólo si tienes la seguridad de que vas a dedicarte a la fotografía intensamente.

Rango de precios: 400€ – 7000€ (475$ – 8500$)

Sin espejo (EVIL)

Cámara EVIL

Fujifilm X-MI (Foto: Fujifilm)

Desde hace unos años, las cámaras digitales sin espejo se han hecho más que populares por sus similitudes con las Réflex y su pequeño tamaño.

Su nombre viene del inglés Electronic Viewfinder with Interchangeable Lenses (EVIL).

De igual forma que en el tipo anterior, se pueden intercambiar los objetivos, y aunque no alcanzan los niveles de calidad de las DSLR, algunos modelos están mejorando mucho, incluso ofreciendo sensores “Full frame”, como las profesionales, lo cual las hace muy atractivas.

La contra es que, generalmente, poseen un sensor más pequeño, por lo que la profundidad de campo y las fotos con luces bajas no son tan buenas.

Lo bueno, son muy ligeras y fáciles de usar. Ideales si buscas empezar en la fotografía y coger práctica con una cámara seria o si eres profesional y quieres algo cómodo para tus fotos personales.

Se adaptan muy bien a tipos de fotografías que no necesitan unas condiciones muy extremas (luces bajas, mucho movimiento, , como la fotografía de arquitectura, fotografía de moda, grabación de vídeo

Rango de precios: 300€ – 2500€ (375$ – 3000$)

Compactas

Cámara compacta

Lumix DMC-ZS100 (Foto: Lumix)

Las más pequeñas del mercado y las más manejables. Son las cámaras más fáciles de adquirir por su precio y facilidad de uso (yo mismo empecé con una compacta).

Tienen el mismo cuerpo que las cámaras EVIL, sólo que el objetivo en esta ocasión no es intercambiable, sino que está fijo en la cámara, lo que las hace menos versátiles.

Algunos modelos carecen de controles manuales para los parámetros más importantes, como la exposición, apertura, ISO… Y no son tan veloces como las Réflex, por lo que a veces, puede ser un poco desesperante hacer fotos con estas cámaras.

Así que… ¿por qué comprar una cámara compacta?

Pues es una buena pregunta. Puedes hacerlo por sus precios reducidos, con los que puedes empezar en la fotografía. Puedes usarla de cámara de repuesto, o como cámara personal para eventos sin que ocupe casi espacio.

Si no buscas hacer fotos muy creativas y no te importa que la cámara lo haga todo por ti, una compacta será perfecta.

Rango de precios: 90€ – 800€ (115$ – 975$)

Cámaras móvil

Cámara móvil

iPhone X (Foto: Apple)

Se dice que la mejor cámara es esa que llevas contigo, y no hay nada que lleves más tiempo contigo que el teléfono móvil.

Si hacemos caso a los estudios, las cámaras móvil son las más usadas actualmente, y no me extraña, porque ofrecen muchas ventajas.

Siempre la llevas en tu bolsillo, pudiendo sacarla en cualquier momento y disparar en cuestión de segundos.

Además, ahora mismo hay una guerra abierta entre todos los fabricantes por ver quién se hace con el título de “la mejor cámara móvil del momento”, y digo “momento” porque sacan tantos móviles que los títulos duran lo que dura un café.

Y si esto no es suficiente, existe una gran cantidad de gadgets para tu móvil, como teleobjetivos, conversores a gran angular, estabilizadores, trípodes… Todo para convertir tu teléfono en una super-mini-cámara.

Aunque las cámaras móvil están comiendo terreno a las compactas, siguen estando muy lejos de las cámaras EVIL o las Réflex, sobre todo si tu smartphone no es de gama alta, entonces su cámara no te servirá más que para captar recuerdos.

Otra de sus contras es que cuentan con lentes fijas, por lo que vas a estar encerrado en una sola distancia focal (sí, los nuevos modelos incluyen una segunda cámara, pero sigue siendo lo mismo).

Aun así, como expliqué en el post de las fotos en blanco y negro, hay gente como Jason M. Peterson, entre muchos otros, que dedican su vida a la fotografía con smartphone, y hay veces que ni se nota.

Los smartphones son ideales para la fotografía de arquitectura o de paisajes por su falta de bokeh, aunque se puede usar como recurso creativo, pero sigue siendo una desventaja.

Rango de precios: 200€ – 1000€ (250$ – 1000$)

Características esenciales

De entre todas las características que ofrecen las cámaras modernas, existen algunas que son básicas para poder hacer mejores fotos.

Aquí va una lista de las que considero esenciales a la hora de comprar tu cámara nueva.

Modo manual

Modo manual

Rueda de selección de modos

La importancia de este modo radica en que te permite tener un control completo sobre la imagen que vas a capturar.

Tener control sobre exposición, obturación e ISO te permite obtener fotos mucho más creativas y únicas que si es la cámara quien elige estos parámetros.

También los modos semiautomáticos son válidos, como los Tv y Av (prioridad de exposición y prioridad de obturación), sobre todo cuando estás empezando.

Si quieres dedicarte a la fotografía de estudio, de producto o zonas con luminosidad constante, busca una cámara con modo manual (M) sin dudarlo.

Control ISO

La ISO controla cuán sensible es el sensor de la cámara ante la luz. Cuanto más alta sea la ISO, más claras serán las fotos en condiciones de luces bajas.

Busca una cámara que ofrezca al menos una ISO de 1600, cantidad aceptable para hacer fotos de noche o en locales oscuros sin necesidad de flash.

Como contrapunto, la ISO alta genera una gran cantidad de ruido en tu foto, pero por suerte los procesadores de las cámaras actuales han mejorado lo suficiente como para eliminar bastante de este ruido.

Si puedes probar la cámara que quieres comprarte, haz fotos a ISO 400 (cantidad y comprueba que no tenga demasiado ruido. Si lo hace, será mejor que busques otro modelo.

Cantidad de Megapixeles

Durante mucho tiempo los Megapixeles (MP) han sido el gran desconocido. Mola tener una cámara con muchos, pero no se sabe bien para qué son.

Pues bien, los MP están asociados a la impresión. Cuantos más MP tenga tu cámara, más grandes, nítidas y de más calidad serán las fotos que imprimas.

Pero tampoco hay que volverse loco con esto y buscar una cámara con 40MP si no se van a aprovechar(aunque sea difícil resistirse).

Para una impresión de 12x18cm sólo necesitas 4MP, y 8MP para fotos de 20x25cm. Y si quieres hacer super imágenes, con 25MP conseguirás fotos de 30x45cm.

Si tu idea es hacer pósteres para publicidad, no hace falta que te vayas a la cámara con más MP. Bastará com disminuir la resolución de impresión.

Es muy fácil dejarse llevar por la cantidad de MP cuando no vas a necesitarlos todos, así que estudia bien esta parte.

Comodidad

Cámara réflex cómoda

Ergonomía de la cámara réflex (Foto: Shutterstock)

Ten en cuenta que vas a estar con la cámara en las manos durante mucho tiempo, por lo que la comodidad es muy importante.

Antes de comprar tu cámara nueva, asegúrate de saber bien cómo se siente con estos cuatro puntos.

Tamaño: No todas las manos son iguales. Coge bien la cámara y pregúntate ¿llegas bien a todos los botones? Comprueba que alcanzas disparador, ruedas de selección y botones frontales.

Esto es especialmente notable en las cámaras Réflex, las de mayor tamaño y con más botones disponibles. Si no te sientes a gusto, mejor busca un modelo más pequeño.

Peso: Un peso excesivo puede ser un problema si vas a trabajar mucho con tu cámara.

Una Réflex con un gran objetivo y un flash puede pesar más de 2,5kg, algo que hará que se resientan tu espalda, brazos y cuello.

Sopesa bien la cámara que quieres y asegúrate de que no te va a causar molestias.

Durabilidad: Esto depende un poco del tipo de fotografía que quieras hacer. Si te vas a embarcar en la fotografía de naturaleza, de deportes o en zonas muy frías, busca un cuerpo con aleación de magnesio y totalmente sellada.

Configuración del menú: Muchas veces, por muy buena que sea una cámara en cuanto a características, su menú puede arruinarlo todo.

Cuanto más sencillo e intuitivo sea el menú de la cámara, mas rápido la usarás y mejor será tu flujo de trabajo.

RAW

Por si no sabes lo que es el formato RAW, consiste en un modo de foto sin compresión. Guarda en tu tarjeta toda la información que captura el sensor y esto se aprecia durante la edición.

Prácticamente todas las cámaras de la actualidad permiten disparar en RAW, incluso algunos smartphones, pero si la que tienes en mente no lo hace, te recomiendo que no la compres.

Autofoco

El autofoco es un elemento indispensable para conseguir fotos bien enfocadas de forma sencilla.

A la hora de probar una cámara, mira a través del visor y haz media pulsación del disparador, así se activa el autofoco.

Ahora pregúntate, ¿ha sido lo bastante rápido en enfocar? ¿Ha enfocado donde tú querías? Haz diferentes pruebas, más o menos lejos, rápido y despacio, y mira bien cómo se comporta.

Habrá ocasiones en las que necesites hacer fotos muy rápido, y con un sistema de autofoco lento no vas a conseguir llegar a tiempo.

Características adicionales

Bien, ya sabes las características más importantes que debes buscar al comprar tu cámara nueva. Ahora vamos a ver esas otras características secundarias pero que pueden ayudarte mucho en tus fotos.

Aquí va una lista de las que potenciarán tu fotografía y que pueden decantar tu decisión por una u otra.

Estabilizador de imagen

Estabilizador de imagen

Accionador de estabilizador óptico (Foto: Fotolia)

Esta característica ayuda mucho a la hora de hacer fotos nítidas, aunque no se encuentra en todas las cámaras ni objetivos.

En las cámaras Réflex se encuentra en las lentes, mientras que en las compactas, está incorporada en el propio cuerpo.

Busca en las opciones y mira que sea estabilización óptica, la cual es mucho mejor y más avanzada que la digital, la cual es un software que se encarga de hacer el trabajo.

Grabación de vídeo

Creo que no hace falta explicar mucho. Busca una cámara que grabe en HD (1080p) como mínimo. Menos de eso es ya una calidad obsoleta en los tiempos en que vivimos.

Las cámaras más avanzadas ofrecen la posibilidad no sólo de grabar vídeo, sino de controlar exposición, apertura e ISO.

Si quieres centrarte en grabar vídeos, una buena opción será una cámara EVIL, sobre todo las Sony o Lumix, especialistas en este propósito.

Disparos por segundo

El número de fotos que tu cámara puede hacer cada segundo. Se conoce como “Ráfaga” y es de especial utilidad en la fotografía deportiva o escenas rápidas.

Muchas cámaras tienen varios modos, normal, rápido y super rápido, adaptando los disparos por segundo a tus necesidades.

Limpieza del sensor

En la actualidad, casi todas las cámaras disponen de este sistema. Permiten limpiar de polvo el sensor con vibraciones ultrasónicas.

No es el más importante de todos, pero si trabajas cambiando lentes constantemente, le sacarás bastante partido.

Conectividad

Poder pasar tus fotos directamente al ordenador sin necesidad de cables es un buen avance.

Si vas a trabajar en sesiones con un ordenador cerca, como por ejemplo la fotografía gastronómica, esta característica te resultará bastante útil.

Es útil tanto Wi-Fi como NFC, los dos te permitirán conectarte a un dispositivo cercano.

Pantalla LCD

Todas las cámaras digitales disponen de una pantalla LCD, pero no todas tienen la misma calidad.

Puedes encontrar diferentes resoluciones, contrastes e incluso pantallas táctiles. Otras pantallas son basculantes y te permiten moverlas para tener siempre un buen ángulo de visión.

Esta última característica te ayuda a ver en todo momento lo que estás enfocando, por muy difícil que sea el encuadre que estás haciendo, por lo que es un punto a tener en cuenta.

Marcas

Realmente la marca de una cámara no va a hacer que las fotos sean buenas, eso es trabajo tuyo como fotógrafo. Pero las marcas tienen cada una una forma de trabajar, así que vamos a ver las más importantes.

Canon y Nikon

Canon vs Nikon

Canon vs Nikon (Foto: Canon y Nikon)

Los dos titanes de la industria fotográfica. No necesitan muchas presentaciones, su calidad les precede.

Canon puede decir que ostenta la mayor cuota de mercado, con cerca de un 44%, mientras que Nikon está en segunda posición con un 30%.

Ambas marcas fabrican cámaras de todos los niveles y en todos los ámbitos, no sólo Réflex, aunque es en este mercado en el que destacan realmente.

Si te quedas en Canon o Nikon, tendrás acceso a la variedad de objetivos y accesorios más amplia que hay, tanto propios como de terceros.

Las dos marcas ofrecen muy buenas máquinas, de eso no hay ninguna duda, y mientras que Nikon destaca por su calidad de enfoque y software, Canon ofrece la mejor calidad de objetivos.

Elegir entre las dos es cuestión de que pruebes y decidas por ti mismo cuál es más cómoda para ti. No hagas caso a los demás porque esto es un sector muy partidista.

Elige Canon!

Sony

Pese a que Sony ofrece cámaras de todo tipo, se centran principalmente en el sector de las cámaras EVIL, ofreciendo características muy innovadoras y útiles.

Aparte, están fabricando sus propias lentes, con una calidad muy competitiva con respecto a Canon y Nikon.

Si buscas una cámara EVIL, Sony es una de las mejores opciones para ti.

Fujifilm y Lumix

Las otras dos marcas centradas en las cámaras sin espejo. Tanto Fuji como Lumix son marcas históricas y que siguen ofreciendo cámaras de muy buena calidad.

Trabajan también el mercado de las compactas, y me atrevería a decir que son las que mejor resultado dan.

Las lentes Lumix son de las mejores que se pueden encontrar en cámaras EVIL y compactas.

Otras marcas

Panasonic, Olympus y Samsung se hacen con el resto del pastel del mercado fotográfico. Aunque se quedan algo atrás, si la cámara que necesitas es de esta marca, no dudes en comprarla.

Lentes

Como ya hemos visto antes, toda cámara necesita su propia lente para poder funcionar.

Las lentes u objetivos son las encargadas de transmitir la luz hasta el sensor, por lo que, cuanto mayor es su calidad, más alta será la de las fotos que hagas.

En un repaso rápido, las distancias focales de las lentes se miden en milímetros, y cuanto más grande es la distancia, más zoom tendrá el objetivo.

Existen muchos tipos de lentes, cada una con un propósito, por lo que debes elegir bien a la hora de comprar tu cámara nueva.

Focales variables

Focales variables

Lente Zeiss 28-80 (Foto: Zeiss)

Se llama “Focal variable” a toda lente que cubre varias distancias focales, como por ejemplo, la famosa distancia 24-70mm.

Estos objetivos tienen un anillo que sirve para cambiar de una distancia a otra, moviendo las lentes de su interior.

Las lentes con focal variable suelen tener también una apertura variable, siendo la más grande en la distancia corta y la apertura más pequeña con la distancia larga.

Los objetivos que ofrecen una apertura fija en todas sus distancias, por ejemplo el 70-200m a f/2.8, son los más caros del mercado.

Estamos hablando de las lentes más polivalentes ya que te ofrecen muchas opciones en un solo objetivo. Si buscas hacer fotos de eventos o de gente, donde tienes que cambiar rápidamente de distancia, son ideales para ti.

Focales fijas

Focales fijas

Lente Canon 14mm f/2.8 (Foto: Canon)

El contrario que las lentes anteriores. Son aquellas que cuentan con una distancia focal única, como el 50mm.

Al trabajar con estas lentes, si quieres una toma más o menos cercana, tienes que moverte tú o cambiar a otro objetivo más largo.

Dada su construcción, las focales fijas garantizan mejor calidad de imagen y aperturas más grandes.

Ofrecen un resultado perfecto en fotografía de retratos (el 100mm es el ideal para esto), fotografía de estudio y de producto.

Lentes de kit

En ocasiones encontrarás que el cuerpo que quieres comprarte viene en un kit con una lente.

Estas lentes suelen ser de baja calidad para no aumentar el precio del pack. De normal acaban siendo los objetivos conocidos como “pisapapeles” por lo poco que se utilizan, como el EF-S 17-85mm f/3.5-5.6.

Generalmente son lentes que intentan cubrir todo el rango focal estándar, para que la gente que empiece en la fotografía pueda probar todas las distancias.

Si te haces con una lente de kit, pronto verás que no es gran cosa y buscarás una mejor, no te culpo, todos lo hemos hecho.

Objetivos para iniciarse

Bien, ahora que ya conoces los tipos de lentes, vamos a ver cuál es mejor para utilizar con tu cámara nueva.

Mi consejo siempre es empezar con una focal fija económica. Las puedes encontrar por poco dinero y una buena relación calidad/precio.

Con una lente fija podrás conseguir mejores desenfoques y fotos más nítidas, además de mejorar tu movilidad a la hora de trabajar.

La focal fija con la que yo empecé fue el 50mm f/1.8. Lo puedes encontrar por menos de 100€/$ y da unos resultados geniales.

Después, te recomendaría un 85mm o 100mm a f/1.8 y f/2.8 respectivamente.

Si lo que buscas es fotografía de paisajes o arquitectura, puedes probar el 28mm f/2.8.

Lentes profesionales

Si tienes un buen montón de dinero en el bolsillo, la mejor opción para conseguir unas fotos perfectas es invertir en una lente profesional.

Cuanto mejor es el cristal utilizado en el objetivo, más nítidas y con mejores colores saldrán tus fotos. Esto tiene un precio, y se nota en el valor de la lente.

Te recomiendo que pruebes antes el objetivo y que estés convencido de lo que haces, porque te enfrentas a lentes de entre 800 y 2000 €/$.

Lentes especializadas

Rokinon HD8M-C 8mm f/3.5 HD Fisheye (Foto: Rokinon)

Más allá de la distancia focal y la apertura, los objetivos ofrecen muchas otras características a tener en cuenta.

De normal, estas características son extras, pero dependiendo del tipo de fotografía que quieres hacer, pueden ser el motivo principal para comprarlo.

Macro: Las lentes Macro están diseñadas para permitirte colocarte extremadamente cerca de tu sujeto. Se utilizan generalmente en fotografía de producto, gastronómica o en naturaleza, donde necesitas mostrar elementos muy cercanos.

Ojo de pez: Son lentes especializadas con un ángulo de imagen de 180º y crean fotos casi circulares. Se utilizan sobre todo en arquitectura y paisajes, para poder el máximo posible.

Super teleobjetivo: El contrario del ojo de pez, es un super teleobjetivo toda lente que supera los 300mm. Son los zoom más potentes y se emplean sobre todo en naturaleza y fotografía deportiva. Atención a sus precios!

Accesorios necesarios

Ya debería de estar claro todo el tema de la cámara, así que vamos a ver ahora los accesorios que vas a necesitar para ésta.

No entres en la locura de comprar todos los accesorios que veas o el vendedor te intente endosar. Realmente no necesitas demasiados para empezar a hacer fotos.

Aquí te apunto los accesorios necesarios para tu nueva cámara.

Tarjeta de memoria

Para estrenar tu nueva cámara vas a necesitar una tarjeta de memoria. Te recomiendo que aquí no intentes ahorrar demasiado, busca una buena marca como SanDisk o Kingston y una velocidad de 600x por lo menos.

De esta forma, podrás hacer todas las fotos en ráfaga que quieras sin que se sature la tarjeta.

En cuanto a la capacidad, depende un poco de cuántas fotos tengas que hacer, pero al tener que disparar en RAW, te recomiendo que cojas al menos 16gb.

Batería de repuesto

Nunca se sabe cuándo se va a acabar la vida de tu batería, por lo que siempre es recomendable tener una secundaria para salir del apuro.

Olvídate de comprar la batería original de la marca. En internet puedes encontrar una batería genérica para tu cámara por un cuarto del precio original y que te va a servir a las mil maravillas.

Aparte, también puedes hacerte con un cargador múltiple, para poder cargar dos o más baterías a la vez y ahorrar tiempo.

Filtros de lentes

Filtros para lentes

Filtros Andoer de estrella, CPL y UV (Foto: Andoer)

Existe una gran cantidad de filtros en el mercado, cada uno con un propósito diferente.

Su propósito más básico es proteger la lente de arañazos y golpes. Pero detrás de eso hay un propósito mucho más interesante; mejorar la calidad de tus fotos.

El filtro ultravioleta reduce el 100% de los rayos UV, mientras que el filtro de densidad neutra reduce la luz que llega al sensor.

Los filtros polarizadores realzan el color y reduce brillos y el filtro de estrella aplica esa forma característica a las luces de farolas y faros.

Mucha gente dice que es necesario comprar un filtro a tu objetivo, otros dicen que no sirve para nada. En parte tienen razón, un filtro UV barato casi estropea más que mejora, así que no compres cualquiera, te va a durar años, así que invierte un poco más en él.

Bolsa de transporte

Mochilas, bandoleras, maletas… Elige la forma que más cómoda te resulte, pero cómprate una bolsa de transporte para tu cámara, ella te lo agradecerá.

Una bolsa es importante, no sólo para proteger la cámara, sino para transportar todos los accesorios que necesitas en tus trabajos.

De verdad, no hay sensación como llegar a tu lugar de trabajo, quitarte la mochila y sacar tu flamante cámara para empezar a trabajar. Maravilloso!

Accesorios opcionales

Disparadores remotos

Los disparadores remotos permiten disparar tu cámara de forma… ¿a que no te esperas lo que viene?…pues sí, remota.

Pueden conectarse a la cámara con o sin cable. Personalmente prefiero sin cable, porque incluso el más pequeño movimiento puede notarse en la foto.

Son ideales para fotos de larga exposición, donde necesitas que la cámara esté completamente quieta, para autorretratos, fotografía de producto o gastronómicas para poder retocar los elementos y no tener que volver a la cámara cada vez…

No son indispensables, pero siempre es interesante tenerlos en la mochila, porque nunca se sabe cuándo se pueden necesitar.

Trípode

Otro elemento que, depende del tipo de fotos que vayas a hacer, puede resultarte inútil o esencial (en mi caso es lo segundo, no puedo estar sin él).

Para empezar, no hace falta que te compres un trípode de 300€/$. Puedes encontrarlos ligeros y de buena calidad por 50-75€/$-

Fíjate bien en que soporte establemente tu cámara, sobre todo cuando la pongas en vertical, porque he visto (y vivido en mis propias carnes), cámaras que volcaban el trípode por el peso.

Si te compras el disparador anterior, el trípode tiene que ser tu siguiente adquisición. Te va a servir para mantener el encuadre en sesiones de producto o incluso de estudio con modelos, fotos de paisajes, arquitectura, etc, etc.

Flash externo

Como siempre te digo, la fotografía se basa en la luz, por lo que una buena luz externa, mejorará tus tomas.

No siempre vas a necesitar un flash externo, por lo que no te obsesiones por hacerte con uno enseguida. Estudia tus tomas, tu tipo de fotos y valora si lo necesitas o no.

Te va a venir especialmente bien si haces fotos en zonas oscuras, como por ejemplo, en bodas, donde la luz en las iglesias y convites es bastante escasa y necesitas la tuya propia.

Deja los flashes profesionales para más adelante, como te explico en el post de iluminación con flash portátil, puedes conseguir resultados profesionales con flashes de 80-100€/$.

Grip vertical

Grip vertical

Grip vertical para Canon

Bien, este accesorio, pese a no ser necesario para hacer fotos, sí que lo recomiendo siempre por tres importantes razones:

  1. Te permite hacer fotos en vertical de una manera mucho más cómoda.
  2. Añade un espacio extra para batería, doblando su duración.
  3. Te ahorra dolores de muñeca a largo plazo, hazme caso.

Los puedes encontrar a buen precio si no intentas comprar el oficial de la marca de tu cámara. Eso siempre es una mala idea al principio.

Cuánto gastar

Bueno, llega la parte desagradable… toca hablar de dinero.

Lo primero que debes hacer es tener claro cuánto puedes o quieres invertir en tu cámara nueva. Para ello, hazte las siguientes preguntas:

  1. ¿Cuánto te puedes gastar sin cometer locuras?
  2. ¿Realmente necesitas lo que buscas, o es un capricho?
  3. ¿Te va a ayudar a ganar más dinero?¿Cuánto?
  4. ¿Hay otras cosas en las que invertir antes?

Ahora, el siguiente punto. Los objetivos son los que se van a llevar el grueso de tu presupuesto. Se suele decir que hay que invertir dos tercios del presupuesto total en lentes y un tercio en el cuerpo de la cámara.

Puedo decirte por experiencia propia que esto es verdad. Cuando me compré mi primera cámara profesional, invertí prácticamente todo el presupuesto en el cuerpo, y me quedé con una lente de kit, que a los pocos meses ya se me quedaba pequeña para las fotos que quería hacer.

Así que elige un buen objetivo que se ajuste a las necesidades de la fotografía que vas a practicar y un cuerpo con las características necesarias, ni más, ni menos.

Mi consejo personal es que no intentes abarcar en el cuerpo más de lo que necesitas “para un futuro”. Tu futuro es ahora, que es cuando vas a hacer tus fotos, más adelante ya se verá lo que necesitas.

Por último, el sector de la fotografía es muy, muy caro. No te desanimes si ves que hay equipo mucho mejor que el tuyo, porque como te explico en mi ebook “8 pasos para convertirte en mejor fotógrafo”, al final entenderás que con tu máquina puedes hacer fotos increíbles si sabes cómo usarla.

La lista de la compra

Si has estado siguiendo los pasos que te he dicho, tendrás una lista con las características que debería tener tu cámara perfecta.

Para que te hagas una idea, te voy a enseñar la lista que hice en su día, cuando cambié de cámara para comprarme la que uso actualmente.

  • Tipo de cámara: DSLR
  • Modo manual: ✅
  • Control ISO: ✅
  • Cantidad de MP: Mínimo 20
  • Comodidad: ❌
  • RAW: ✅
  • Autofoco: ❌
  • Estabilizador: ❌
  • Grabación de vídeo: 1080p
  • Disparos por sec: ❌
  • Limpieza del sensor: ✅
  • Conectividad: ❌
  • Pantalla LCD: Sencilla
  • Marcas: Canon
  • Lentes: Fijas y macro profesionales
  • Accesorios:
    • Tarjeta de memoria: 32gb 600X
    • Batería de repuesto: x4
    • Filtros de lentes: UV y densidad neutra
    • Bolsa de transporte: Mochila y maleta
    • Disparador remoto: ✅
    • Trípode: ✅
    • Flash externo: En un futuro
    • Grip vertical: ✅

Toma tu decisión

Poniendo juntas todas estas características, y con el presupuesto del que disponía, me compré una Canon EOS 5D Mk II de segunda mano. Con un objetivo Canon 100mm f/2.8 Macro que me sirve tanto para la fotografía gastronómica como para retratos y demás fotos.

Los accesorios los tenía ya de mi cámara anterior, así como un Canon 50mm f/1.8, el cual me sirve cuando necesito una distancia focal más corta.

Podía haber comprado una con más puntos de enfoque, con más disparos por segundo, vídeo en 4k, más MP o con una pantalla móvil, pero todas ésas eran características que ni necesitaba entonces, ni necesito ahora. Por lo que, para mí, ésta es mi cámara perfecta.

Mi último consejo es que hagas lo que te he contado. No te dejes llevar por las características bonitas, usa la cabeza y paga por lo que realmente vas a utilizar. Es una tontería pagar 40MP si nunca los vas a usar, es mejor pagar por 20MP y tener dinero para otras cosas.

No te dejes llevar por las características bonitas, usa la cabeza y paga por lo que realmente vas a utilizar. Haz click aquí para tuitear esto

Espero que esta guía haya respondido a todas las preguntas que tuvieses sobre la compra de tu cámara nueva.

Recuerda que la cámara perfecta no es la que más opciones ofrece, sino la que ofrece las opciones que necesitas para tu trabajo. Piensa seriamente y conseguirás el material ideal para ti.

Si tienes cualquier otra duda, sólo tienes que comentar aquí abajo y entre todos, la intentaremos solucionar.

Y ahora, ¿has encontrado ya tu cámara?

Guía de compra: La mega guía para elegir tu cámara perfecta
5 (100%) 2 votos

2 Comments to “ Guía de compra: La mega guía para elegir tu cámara perfecta”

  1. Tremenda guía…. Muy, muy completa. Me he tomado mi tiempo para leerlo completamente. En hora buena.

    Yo me estaré iniciando con la Canon ESOS Rebel T5i (700D), hasta el momento no se si podré hacerme con un objetivo a parte del que ya trae, pero me haré con un Kit de luces como me recomendaste, hasta poder ahorrar algo mas de dinero.

    Gracias, Javier, por aclararme esta diferencia entre la Canon y Nikon: Calidad de enfoque Vs calidad de objetivo (Aunque elegí Canon por mero prejuicios).

    El camino fotográfico es un mundo realmente caro, es por ello que se necesita paciencia, determinación, VALOR (ya que en mi país /Rep. Dominicana/ corres el riesgo de que te roben o te asalten quemándote sin equipo más fácil que en otros países) y pasión para hacer lo que uno realmente ama, en mi caso Cine y fotografía.

    Siempre espero con ansias tus artículos, y este ha valido la espera. Lo he guardado para volverlo a leer luego.

    1. Javier Somoza dice:Responder

      Hola, Albert

      Tienes una muy buena cámara para empezar, no tienes que preocuparte por el momento, sólo haz fotos y más fotos para coger práctica en todos los aspectos.

      Haces bien comprándote un kit de iluminación, así también vas ganando experiencia por esa parte, que siempre está bien, más adelante, cuando empieces a tener rentabilidad con todo lo que has aprendido, podrás cambiar tu material por uno mejor.

      Me imagino que la cosa allí será más complicada, pero ánimo, tú le echas ganas a esto y seguro que lo consigues. sólo tienes que seguir con ello.

      A ver si con el siguiente te sorprendo también! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUBIR

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
>> QUIERO SER MEJOR FOTÓGRAFO YA! <<
¿Quieres convertirte en mejor fotógrafo?

He creado este eBook con todo lo que he aprendido y utilizado en mi trabajo para ayudarte a conseguir tu meta en la fotografía en sólo ocho pasos.

¿ACEPTAS EL RETO?
Recibirás un correo con el enlace a tu eBook GRATIS
¿Quieres convertirte en mejor fotógrafo?

He creado este eBook con todo lo que he aprendido y utilizado en mi trabajo para ayudarte a conseguir tu meta en la fotografía en sólo ocho pasos.

¿ACEPTAS EL RETO?
QUIERO YA ESE EBOOK!
En la siguiente página podrás descargar tu ebook GRATIS