La sensibilidad ISO y su papel en una foto perfecta

/ / Fotografía
sensibilidad iso

Mucha gente infravalora el peso de la sensibilidad ISO en la fotografía… Grave error.

Teniendo en cuenta que lo más importante es aprender a ajustar correctamente el triángulo de la exposición, la ISO se convierte en un término básico para conseguir buenos resultados.

Como ya has visto hasta ahora, son tres los factores que nos van a ayudar a conseguir una exposición fotográfica de calidad: la velocidad de obturación, la apertura del diafragma y ahora, la sensibilidad ISO.

Hoy te voy a explicar debidamente cómo y para qué se utiliza la menospreciada ISO de tu cámara de fotos y qué papel tiene en una foto perfecta.

Aprende todos los secretos de la sensibilidad ISO para sacar fotos perfectas con esta completa guía. Haga clic para Tweet

Por qué es importante la ISO

La calidad de tus fotografías va a depender en gran medida de este concepto, por lo que es importante que te familiarices con él cuanto antes.

Obviamente, lo primero para aprender a usarla es entender su funcionamiento. Al principio te parecerá algo complejo, pero la realidad es que, cuando lo entiendas, todo cobrará sentido.

Cuando haces una foto sabes que, gracias a la apertura del diafragma, puedes controlar la profundidad de campo, y ajustando correctamente la velocidad de obturación, conseguirás fotografiar el movimiento tal y como deseas.

Hasta aquí, todo claro.

Pero, ¿qué pasa cuando con estos dos puntos no es suficiente?

En este punto es esencial que ajustes la sensibilidad ISO. De esta forma estarás diciéndole a tu cámara cuánta luz necesitas para tomar la imagen.

¿Entiendes la importancia de esta función?

¿Qué es la sensibilidad ISO?

En términos básicos, la ISO es la sensibilidad del sensor de tu cámara frente a la luz que entra hasta él. Cuanto más alta es ésta, más sensible será el sensor y más luz tendrá tu foto.

Fácil.

El término “sensibilidad” viene de las películas analógicas, de las que podías elegir el nivel de ésta dependiendo de las fotos que quisieses hacer.

En la fotografía analógica, la ISO no se podía controlar en cada imagen, debido a que formaba parte de cada película o carrete. Con la llegada de la era digital llegó la posibilidad de elegir la sensibilidad de cada foto.

Bendita tecnología, ¿verdad?

Cómo afecta a la exposición

Toda cámara tiene lo que es llamado “ISO base”, la que es típicamente el número ISO más bajo con el que ofrece la mayor calidad de imagen.

Normalmente este número es 100 o 200, dependiendo de la cámara.

Así que, teniendo esto en mente, la teoría sería utilizar siempre la ISO base para conseguir una calidad de imagen óptima.

Pero esto no es siempre posible, especialmente cuando haces fotos con poca luz.

La ISO parte de su número base 100-200 y se dobla en cada incremento. Esto es 100, 200, 400, 800, 1600, 3200…

Además, es importante saber que, con cada incremento entre estos números, también se dobla la sensibilidad del sensor. Así, ISO200 es el doble de sensible que ISO100, e ISO400 es cuatro veces más sensible que ISO100.

¿Y qué pasa, por ejemplo, con ISO1600? Pues que es 16 veces más sensible que ISO100.

En cada paso, esto significa que la cámara necesita la mitad de tiempo para tomar la foto de forma eficiente.

sensibilidad iso

El efecto de doblar la ISO equivale a aumentar un paso la obturación.

Relación de ISO y velocidad

Vamos a verlo en una tabla de ejemplo para entenderlo mejor.

  • ISO100 – 1 segundo
  • ISO200 – 1/2 segundo
  • ISO400 – 1/4 segundo
  • ISO800 – 1/8 segundo
  • ISO1600 – 1/15 segundo
  • ISO3200 – 1/30 segundo

Con este ejemplo, si tu cámara necesita exactamente 1 segundo para capturar una imagen a ISO100, simplemente cambiándola a ISO3200 podrás captar la misma escena a 1/30s.

Esto es una gran diferencia, sobre todo de cara a evitar imágenes movidas y trepidaciones.

sensibilidad ISO

Una ISO alta permite aumentar la velocidad de obturación y conseguir mejores resultados.

Fíjate en esta imagen. Hice la foto a 1/1250 e ISO800 para conseguir que cada partícula de arena que se lanzaba el elefante, quedase congelada en la imagen.

¿Qué habría sucedido si hubiese usado ISO100?

Pues, según la tabla, que habría necesitado usar una velocidad de 1/160 para capturar la misma luz en la escena. Con esta velocidad, tanto la arena como la trompa habrían aparecido en movimiento y se habría arruinado la toma.

Sabiendo esto, te preguntarás ¿por qué no aumentar siempre la sensibilidad ISO para conseguir mejores fotos?

Pues porque, cuanto más alta es la ISO, más ruido tienen tus fotos.

Vamos a ver por qué.

La ISO y el ruido en las fotografías

Ya ha quedado claro que, cuanto mayor sea la sensibilidad ISO, más ruido obtendremos.

Esto lo puedes comprobar fácilmente cuando tomas fotos en condiciones de poca luz, donde las sombras dominan la escena.

Pero el ruido de las fotos no sólo está relacionado con el incremento de la ISO, sino que hay otros factores que lo pueden potenciar: la temperatura de la cámara y la fase de postproducción de la imagen también pueden aportar un mayor ruido a las imágenes.

Ten en cuenta que esto también dependerá del modelo de tu cámara, el tamaño del sensor de ésta y el origen de la presencia de ruido.

Las cámaras de gamas más altas tienen procesadores que eliminan más cantidad de ruido, por lo que pueden llegar hasta números ISO más altos sin problemas.

Además, es importante quitarte de la cabeza ese miedo al ruido en fotografía, ya que a veces, es ideal para conseguir la imagen que buscas.

sensibilidad ISO

En esta fotografía nocturna con ISO6400 se aprecia el alto ruido de la sensibilidad ISO.

Cómo minimizar el ruido de la foto

Ahora que ya sabes qué causa el ruido por ISO, es hora de ver cómo evitarlo todo lo posible.

  1. La importancia de la luz: Está claro que una foto tendrá más ruido cuando haya menos luz. Si no tienes suficiente luminosidad natural puedes añadirla a través de flashes o reflectores.
  2. La temperatura es clave: Cuanto mayor sea la temperatura de la cámara, mayor ruido habrá en la fotografía. Así que la idea es evitar las exposiciones largas y dejar a nuestra cámara que descanse entre toma y toma.
  3. La sensibilidad ISO: como he dicho antes, tendrás que apostar por el ISO más bajo que te permita cada imagen. Esto no significa que uses siempre la ISO base, sino el ajuste más bajo teniendo en cuenta las condiciones de luz.
  4. El software: Si, pese a todo lo demás, tu foto sigue teniendo ruido, siempre queda el software. Hoy en día existen muchos programas y filtros que reducen ruido de forma efectiva, úsalos como paso final.

Qué ISO usar y cuándo hacerlo

  • ISO100-200: Obtendrás la mejor calidad en tus fotos con todo detalle. Es la ISO perfecta para fotos a la luz del día y fotografía de estudio.
  • ISO200-400: Ésta es la ISO que tienes que utilizar en exteriores nublados, en zonas de sombra o en interiores bien iluminados.
  • ISO400-800: Utiliza este rango de ISO cuando dispares en interiores con flash, para conseguir unos fondos perfectamente expuestos y un sujeto bien detallado.
  • ISO800-1600: Tu opción para la fotografía de eventos, como conciertos, conferencias o fotografía en iglesias, donde la luz es muy escasa.
  • ISO1600-3200: El rango donde se encuentra el límite de muchas cámaras. A partir de ahí, el ruido empieza a ser muy abundante. Se utiliza en fotografía nocturna, cuando el trípode no es una opción. Ideal para fuegos artificiales o eventos con bajas luces.
  • ISO3200+: Para momentos desesperados, como interiores iluminados con velas o farolas lejanas. El ruido será inevitable, por lo que puedes aprovechar para conseguir un efecto artístico.

Infografía

sensibilidad iso

Como ves, aparte de tiempo de exposición y apertura de diafragma, la ISO es la tercera parte del triángulo de la exposición fotográfica.

Aprender a controlar la sensibilidad de tus foto es básico para conseguir unos resultados perfectos, aunque mucha gente no lo crea.

Y tú, ¿eres de los que creen en la importancia de la ISO, o la dejas siempre a 100?

Si te ha parecido útil toda esta información, sólo me queda pedirte el pequeño favor de compartir en tus redes para que los demás puedan verlo y disfrutar del artículo.

¡Gracias!

La sensibilidad ISO y su papel en una foto perfecta
5 (100%) 3 votos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUBIR

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Aprovecha el 63% de descuento en la compra de la Colección Completa de presets de Lightroom
El tiempo se acaba!
Ir ya a la oferta
El tiempo se acaba!
Aprovecha el 63% de descuento en la compra de la Colección Completa de presets de Lightroom
Ir ya a la oferta!
Quiero ver los presets!
Compatibles con
Lightroom 4, 5, 6 y Classic
Instrucciones de instalación en PDF
Guía de uso y características de cada preset
MUY ESPECIAL
QUIERO HACERTE
UN REGALO
He preparado un pack con 15 de mis mejores presets. Los mismos que utilizo en mis propios trabajos, y que ahora puedes utilizar tú también en tus fotos.
Quiero hacerte
muy especial
Un regalo
Te traigo una selección de mis 15 presets personales favoritos. Los mismos que utilizo en mis propios trabajos, listos para mejorar tus fotos en un solo clic.
Ir a la página de descarga
Cuidado, los presets son altamente adictivos!