Iluminación de estudio: Guía de difusores PARTE I

/ / Fotografía

La iluminación es la esencia de la fotografía, y muchas veces, entender cómo se comporta la luz y las técnicas que se utilizan para una buena iluminación de estudio puede significar la diferencia entre amateurs y profesionales.

A la hora de trabajar con flashes, tienes que conocer todos los tipos de difusor que puedes utilizar y cuál se adapta mejor al tipo de fotografía que tienes en mente, porque aunque no lo parezca, todo influye en el resultado final.

Ventanas de luz y paraguas de estudio son los dos difusores más comunes que se pueden encontrar en la iluminación fotográfica, así que para esta primera parte de la guía, te voy a explicar todos sus detalles.

Todos los detalles sobre softboxes y paraguas en esta guía de iluminación de estudio. Haz click aquí para tuitear esto

Ventanas de luz (Softbox)

Iluminación de estudio

Las ventanas de luz, o softbox, se utilizan en la iluminación de estudio para suavizar y ampliar el tamaño de una fuente de luz. También dirigen más la luz, al funcionar como un foco, la recogen con su interior plateado y la proyectan hacia delante.

Igual que sucede con todos los difusores, puedes encontrar una gran variedad de ventanas de luz, en tamaño y forma. Las ventanas de mayor tamaño ofrecen una luz más suave, pero necesitan una fuente de iluminación más potente para poder rellenar eficientemente toda la superficie.

Las ventanas de luz más pequeñas se emplean para retratos y distancias cortas, mientras que las grandes, las puedes usar para fotos de grupo o tomas de cuerpo entero.

Iluminación de estudio

Interior de un octabox con la tela traslúcida intermedia.

El interior de las ventanas de luz está hecho de un material reflectante, normalmente plateado, aunque también se puede encontrar blanco, y entre el flash y la parte delantera de la ventana, se coloca un pequeño trozo de tela traslúcida que sirve para matizar la luz.

Aparte del tamaño, las ventanas de luz se pueden catalogar según su forma, siendo las ventanas rectangulares, alargadas y octogonales las más utilizadas para la iluminación de estudio.

Softbox rectangular

Iluminación de estudio

El softbox rectangular es el más común que puedes encontrar entre todas las ventanas de luz. Se utiliza normalmente en la fotografía de retratos porque es uno de los tipos de ventana más versátiles que hay.

Su iluminación es suave pero bien dirigida, se puede controlar la dureza de la luz sólo con acercar o alejar la ventana y verás que el control de las sombras lo puedes realizar con sólo moverla alrededor del sujeto.

Es uno de los difusores que mejor pueden recrear la luz del sol a través de una ventana, con una transición entre luces altas y sombras muy interesante para retratos y escenas cerradas.

Sin duda, el softbox rectangular es mi preferido y el que siempre recomiendo comprar primero para empezar a coger práctica con la iluminación.

Características

  • Luz amplia y suave
  • Sombras medias
  • Perfecto para retratos

Ejemplo de fotografía realizada con un softbox cuadrado de 120cm con rejilla para focalizar la luz.

Softbox alargado

Iluminación de estudio

Esta ventana es la ideal para realizar contraluces en tus fotos. Se utiliza junto a su rejilla para dirigir la luz y conseguir unos contras bien definidos.

Si quieres utilizarlo para retratos, puedes utilizar uno de 60cm de alto, mientras que para fotografía de cuerpo entero, el mínimo que necesitarás será de 100cm, de forma que pueda crear un contraluz completo.

Igual que con las demás ventanas, el interior es plateado y cuenta con doble difusor que puedes quitar si quieres una luz más dura y marcada.

Características

  • Luz muy estrecha y dirigida
  • Sombras marcadas
  • Perfecto para contraluces con rejilla

Ejemplo de contraluces realizados con un softbox alargado de 100cm con rejilla.

Softbox octagonal

Iluminación de estudio

La ventana octogonal u “octabox” es el difusor que más difunde la luz del flash. Se pueden encontrar de muchos tamaños, desde los octabox de 30cm, utilizados para retratos, hasta los grandes, a partir de 120cm, más utilizados para fotos de grupo o tomas abiertas.

En cuanto a sus características se podría decir que el es el resultado de la unión de un sofbox y un paraguas. El octabox ofrece la luz suave como el softbox y la difusión de luz del paraguas.

Aparte de un bonito reflejo en los ojos, con el octabox conseguirás unas sombras más difusas, lo cual notarás especialmente en la sombra de debajo de la nariz y la barbilla, mucho menos marcadas que con el softbox rectangular.

Características

  • Luz muy amplia y envolvente
  • Sombras difusas
  • Perfecto para tomas amplias o de grupo

Ejemplo de fotografía realizada con softbox octogonal de 120cm.

Paraguas de estudio

Iluminación de estudio

Los paraguas son el recurso más utilizado en la iluminación de estudio.

Los paraguas de estudio son uno de los difusores más sencillos pero a la vez más versátiles que puedes encontrar en la iluminación de estudio. Puedes encontrar dos tipos, reflectores o traslúcidos.

Son prácticamente iguales que los paraguas de calle, pero tienen una superficie más curvada, de forma que dirigen más la luz hacia el sujeto.

Los llamados “paraguas parabólicos” son más grandes que los normales y están formados por más piezas triangulares que los normales. Estos paraguas proporcionan una luz mucho más envolvente y unas sombras más sutiles.

Paraguas reflectores

Iluminación de estudio

El paraguas con interior plateado ofrece una luz más intensa y las sombras más marcadas.

La superficie interna del paraguas está hecha de un material reflectante, ya sea plateado o blanco. Están diseñadas para rebotar la luz del flash en ellos y dirigirla así al sujeto. Se reconocen también porque la superficie exterior es opaca, evitando que la luz escape, haciendo este modelo más efectivo que los paraguas traslúcidos.

La forma interna del paraguas expande la luz y la hace más suave y mucho más amplia que otros difusores. Se pueden encontrar de diferentes tamaños, siendo los de 90cm los más comunes.

Los paraguas reflectores con el interior de plata ofrecen una luz más marcada, realzando la intensidad de ésta y marcando más las sombras.

Los interiores blancos garantizan una luz más suave y sin alterar colores, con menos sombras y menos intensidad.

Este modificador de luz es ideal para fotografías en espacios amplios, en los que quieres iluminar el cuerpo entero sin problemas con una intensidad casi uniforme.

Características

  • Luz muy suave o intensa según el material interior
  • Sombras marcadas o difusas según el material interior
  • Perfecto para tomas en interiores
  • Muy fácil montaje

Paraguas traslúcidos

Iluminación de estudio

Los paraguas traslúcidos funcionan de manera inversa a los reflectores; la luz pasa a través de ellos hacia el sujeto y dada su forma, ofrecen también una luz amplia y suave, aunque más sutil que los anteriores.

El beneficio de este difusor es que lo puedes acercar más a tu sujeto, para conseguir una iluminación intensa pero suave, ya que el tejido del paraguas la matiza y cubre las sombras más duras.

Características

  • Luz muy amplia y suave
  • Sombras difusas
  • Perfecto para retratos o tomas amplias, según el tamaño
  • Muy fácil montaje

Ventanas vs. Paraguas

Llega la pregunta del millón. ¿Qué es mejor utilizar, ventanas de luz o paraguas? Pues bien, más allá de preferencias personales, mi respuesta es que ambos difusores son válidos para la mayoría de trabajos de fotografía.

Dependiendo de tu sesión, deberás tener en cuenta los detalles de los dos tipos de difusor. Por ejemplo, los paraguas son mucho más manejables y de fácil montaje que las ventanas de luz, aunque éstas replican mucho mejor la luz natural.

En cuanto a mi opinión personal, sin duda me decanto el uso de los softbox; me gusta más el control y la calidad de luz que ofrecen, y además, existen modelos con la llamada “apertura de paraguas” que se montan en un momento y te ahorrarán mucho tiempo.

Para que pongas en práctica lo que te he explicado en este post, te dejo el artículo sobre esquemas de iluminación de retratos, algo que te vendrá muy bien si estás empezando con la iluminación de estudio.

Espero haber resuelto todas tus dudas sobre los difusores. Si tienes cualquier duda, sólo tienes que comentar y te ayudaré encantado. No olvides como siempre votar el artículo si te ha parecido útil 😀

Iluminación de estudio: Guía de difusores PARTE I
5 (100%) 3 votos

¿Te ha gustado este artículo?

Apunta aquí tu email para suscribirte a las noticias y recibe todos los tutoriales y técnicas de fotografía totalmente gratis y antes que nadie!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUBIR

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
DESCARGAR YA!
QUIERO RECIBIR MI EBOOK!
¡Quiero ayudarte a ser mejor fotógrafo/a! Descarga GRATIS mi ebook sólo dejando aquí tu nombre y correo para recibir el enlace.